ClinicasAdelgazamiento.es

ClinicasAdelgazamiento.es

El blog que te ayuda a adelgazar

Artículos, consejos y más para perder peso y ganar en salud

Todo sobre la dieta rina y la dieta del semáforo

Hablando de dietas de adelgazamiento y sabien que debemos entrar en déficit calórico parar perder peso, siempre es conveniente saber dietas que nos sirvan de ayuda para obtener ese objetivo.

Dos dietas están dando especialmente buenos resultados, la dieta rina y la dieta del semáforo.

Las dietas rina y del semáforoLa dieta rina y la dieta del semáforo
Créditos Imagen: actitudsaludable.net

La dieta rina

La dieta rina es también conocida como la dieta de los noventa dí­as. Se basa en una serie de pilares básicos y cuenta entre ellos con un dí­a de ayuno que nos a permitir desintoxicar nuestro organismo.

Su filosofí­a es la de no pasar hambre y que sus resultados sean duraderos, evitando el efecto montaña rusa de perder mucho para luego recuperarlos rápidamente.

Se trata de una dieta equilibrada, ya que te permite comer prácticamente de todo y, como ya hemos comentado evita pasar hambre.

Los pilares en los que se sustenta son los siguientes:

  • Entre la comida y la cena habrán de pasar al menos 3 horas.
  • En la comida se ingerirán una cantidad de alimentos que sea al doble que en la cena.
  • Para evitar diluir los jugos gástricos, no se ingerirán lí­quidos ni antes de ni despúes de las comidas.
  • El alcohol y la cafeí­na está prohibidos
  • Se beberán dos litros de lí­quidos (agua e infusiones).
  • Los zumos serán naturales y sustituirán una comida.
  • Para desayunar y hasta las 12h sólo se ingerirá fruta.
  • Después de las 20h no ingeriremos nada.
  • Dividimos los alimentos en cuatro grupos: proteí­nas, hidratos de carbono simples (legumbres, patatas y arroz), carbohidratos complejos (pasta, pan, harina, etc.) y vitaminas (frutas y verduras).
  • Cada dí­a se ingerirán comida de un solo grupo.

La dieta del semáforo

Respecto a la dieta del semáforo, considerada como una de las más saludables se basa en dividir los alimentos en tres grupos (cada uno de los colores del semáforo).

Así­, los alimentos de color verde podremos ingerirlos en la cantidad que necesitemos; los de color naranja los ingeriremos de manera controlada; mientras que los color rojo los tomaremos de manera excepcional.

Su éxito se basa en dos valores fundamentales: la facilidad de seguirla y el tratarse de una dieta equilibrada. Los alimentos verdes son aquellos que tienen el más alto contenido nutricional pero un aporte bajo de calorí­as y serán la base de nuestra alimentación.

Alimentos verdes son: frutas y hortalizas, agua, pescado blanco, pollo y pavo sin piel, leche y yogur desnatado.

Los almentos ámbar hay que tomarlos tal vez dos o tres veces a la semana y son: el plátano y el aguacate, pan, pasta, arroz y harinas, frutos secos, legumbres, pescado azul y leche y yogur semidesnatado, huevos, carnes y patatas.

Los alimentos rojos sólo se ingerirán esporádicamente y son, por ejemplo: fritos, azúcar, lácteos enteros, embutidos y carnes con alto contenido en grasa, bollerí­a, alcohol y mahonesa.