ClinicasAdelgazamiento.es

ClinicasAdelgazamiento.es

El blog que te ayuda a adelgazar

Artículos, consejos y más para perder peso y ganar en salud

¿Qué es el ayuno depurativo?

La mayorí­a de nosotros llevamos demasiado tiempo con hábitos de vida poco saludables, esto es, llevamos una dieta basada en alimentos procesados, con exceso de azúcar; ingerimos con cierta asiduidad alcohol o tabaco (o ambos), estamos todo el dí­a de aquí­ para allá, con estrés y ajetreo constante.

Ese ritmo de vida puede acarrearnos diversos problemas de salud tales como obesidad, hipertensión, molestias digestivas, nerviosismo, etc. que pueden ir agudizándose y acabar degenerando en enfermedades más peligrosas como úlceras, ansiedad, depresión, dolencias cardiacas tales como infartos o anginas de pecho, cáncer, etc.

Beberemos agua durante los dí­as de ayunoCréditos Imagen: answersafrica.com

Por ello, es conveniente cortar con ese ritmo de vida que nos atosiga que nos acaba intoxicando. No siempre es posible ese ??cortar por lo sano?, pero lo que sí­ podemos hacer es, con cierta regularidad desintoxicar nuestro organismo con unos dí­as de ayuno depurativo.

El ayuno no implica únicamente dejar de comer. Supone, durante unos dí­as, un perí­odo de renuncia a todo aquello que no está envenenando poco a poco. Es decir, supone también dedicarnos un tiempo a nosotros mismos incluyendo los planos corporales y mentales.

Podemos realizar el ayuno voluntario durante uno o dos dí­as cada seis meses, planificando con cuidado el momento y lugar más idóneos: por ejemplo, es ideal realizarlo en la casa del pueblo o la playa en un sábado en un fin de semana o acudir a algunos de los centros de ayuno en España. En cualquier caso, se trata de un dí­a que vamos a dedicar a nosotros mismos, por lo que es conveniente que sea un lugar tranquilo y en contacto con la naturaleza. Además, hemos de procurar que los acontecimientos que a diario nos estresan y agobian no puedan llegar a nosotros, por lo que, apaga el móvil y no te conectes a internet.

Antes y después del ayuno has de ingerir menos comida de la habitual y más saludable y natural, es decir, no te comas un cordero asado el dí­a de antes del ayuno (ni el dí­a de después), sino que ve preparando al cuerpo poco a poco a la ausencia de comida.

Para los dí­as de preayuno y postayuno son muy recomendables las frutas y los cereales y, en general, comida basada en vegetales con poca preparación, lo más naturales posible.

El dí­a del ayuno puedes prescindir de todo alimento, excepto el agua. Pero también puedes ser menos, digamos radical, y permitirte la ingesta de zumos naturales y caldos vegetales. También el dí­a del ayuno has de realizar un ejercicio fí­sico ligero, como algunas caminatas (no olvides llevar agua) y ejercicios de flexibilidad y relajación.