ClinicasAdelgazamiento.es

ClinicasAdelgazamiento.es

El blog que te ayuda a adelgazar

Artículos, consejos y más para perder peso y ganar en salud

¿HIIT o cardio? ¿Qué es más recomendado para adelgazar?

Ya hemos comentado en otros artí­culos que la única forma sana de adelgazar es obtener un balance calórico negativo, es decir, gastar más calorí­as con la actividad diaria de las que ingerimos con los alimentos.

Para que ese balance resulte negativo (se recomienda en torno a un 10% menos de de tu ingesta calórica, sin bajar nunca de nuestro consumo metabólico basal) podemos actuar tanto disminuyendo las calorí­as ingeridas, esto es, con la dieta; y también, aumentando las calorí­as consumidas, o sea, con el ejercicio fí­sico.

El cardio refuerza el sistema cardiovacular e incrementa el fondo fí­sicoEl cardio refuerza el sistema cardiovacular e incrementa el fondo fí­sico
Créditos Imagen: paulashealthyliving.com

Lo ideal es combinar ejercicio anaeróbico (pesas) que hará aumentar la masa muscular consiguiendo de este modo acelerar el metabolismo, consumiendo más calorí­as en reposo, previamente a, o bien ejercicio aeróbico (cardio) o bien ejercicio de alta intensidad (HIIT).

últimamente se está poniendo muy de moda este último, debido a que con entrenamientos muy breves se consiguen resultados espectaculares.

El ejercicio aeróbico para adelgazar consiste en sesiones de duración media o larga, a una intensidad media o baja. Podemos consultar en este artí­culo el consumo calórico de sesiones de deportes como spinning, tenis o incluso, caminar.

El ejercicio cardiovascular, además de quemar grasa (generalmente a partir de los 20 minutos de práctica) disminuye los niveles de colesterol y triglicéridos, produce endorfinas disminuyendo el estrés, refuerza el sistema cardiovacular e incrementa el fondo fí­sico. Además, produce sudoración ayudando al organismo a eliminar toxinas, facilitando la desaparición de la celulitis.

En cuanto al HIIT, se basa en la alternancia de momentos de gran intensidad (anaeróbico) con perí­odos de baja intensidad, incluso de descanso. Se trata de un entrenamiento quemagrasas ideal si dispones de poco tiempo (las sesiones de HIIT no suelen sobrepasar los 20 minutos).

La práctica el HIIT proporciona un aumento de la capacidad aeróbica (incluso mayor que el cardio), produce la quema de grasa hasta 24 horas después de acabado el ejercicio, aumenta el metabolismo y estimula la producción de la hormona del crecimiento. La práctica del HIIT además evita el catabolismo muscular perdiendo grasa y no músculo.

La pega fundamental que tiene el HIIT es que se requiere de un alto nivel fí­sico para poder realizarlo, es decir, precisamente quien más necesitarí­a hacerlo probablemente no esté en condiciones de practicarlo. Además, el riesgo de lesión es muy alto: imaginemos a una persona con un gran sobrepeso realizando sprints al 80% de su capacidad durante 30 segundos, otros dos minutos al 60%, y así­, cuatro veces. Irrealizable, al menos sin correr un enorme peligro.

Así­ pues, es conveniente la realización del cardio cuando el sobrepeso es muy alto y el HIIT cuando lo que se desea es esculpir el cuerpo, ya de por sí­ con poca grasa.

 

El HIIT produce la quema de grasas con entrenamientos muy breves
El HIIT produce la quema de grasas con entrenamientos muy breves
Créditos Imagen: jivefitness.co.za