ClinicasAdelgazamiento.es

ClinicasAdelgazamiento.es

El blog que te ayuda a adelgazar

Artículos, consejos y más para perder peso y ganar en salud

Cómo tomar el ginseng

En un artí­culo anterior vimos los beneficios fundamentales de la ingesta regular de ginseng coreano, también conocido como ginseng rojo. Entre ellos destacábamos su acción para combatir el stress, la mejora del rendimiento fí­sico y mental, así­ como, el fortalecimiento del sistema inmune.

Chica tomando ginseng en infusiónLa forma más usual de tomar ginseng es en infusión
Cré;ditos Imagen: abc.net.au

Las formas más usuales para ingerir ginseng, comentamos, eran en forma de infusiones o en cápsulas, no obstante, vamos a dar un repaso a las distintas maneras en las que podemos consumir gilnseng, no sin antes recordar que, si bien, el ginseng no suele tener efectos secundarios es muy importante no exceder nunca la dosis recomendada y, además, no es recomendable para las personas que presenten las siguientes sintomatologí­as:

  • Niños menores de 12 año.
  • Mujeres embarazadas y en perí­odo de lactancia.
  • Hipertensión.
  • Diabéticos.
  • Esclerosis, lupus o cáncer.
  • Personas en tratamiento con antidepresivos.

La forma más sencilla de ingerir ginseng es comerla cruda, al igual que comemos zanahorias, que también son raí­ces.

También podemos comer ginseng cocinada al vapor si, en lugar querer tomarla crujiente preferimos una textura más blandita. La cocinarí­amos durante 10 minutos y la trocearí­amos y podemos agregarla a ensaladas o tomarla con miel.

Otra manera, quizás la más popular, es tomarla en infusión. Tomamos dos raí­ces y las ponemos a cocer en un cazo con agua. Cuando rompa a hervir, bajamos a fuego muy lento y lo dejamos durante tres cuartos de hora aproximadamente. Después, colamos el lí­quido resultante y ya nos podemos tomar la infusión. No es recomendable tomar más de dos infusiones diarias.

Las tres formas de ingesta anteriores son cuando adquirimos el ginseng al natural. No obstante, en el mercado actual podemos encontrar el ginseng en distintas posologí­as, como en polvo o en cápsulas.

Si lo queremos consumir en polvo lo añadiremos a nuestros platos después de la coccion, por ejemplo, después de cocer arroz o pasta, añadimos una cucharadita. También podemos espolvorearlo sobre los platos (como si fuese un especia) antes de consumirlo.

Por último, la manera más sencilla de tomar ginseng es con la toma de cápsulas. Podemos comprarlas en farmacias, parafarmacias y herbolarios y las tomaremos según la dosificación que nos especifique el prospecto o siguiendo la recomendación del farmaceútico. El consumo recomendado es de una o dos cápsulas de 500 mg durante el desayuno.

No queremos terminar el artí­culo sin recordar que siempre, antes de tomar algún suplemento o complejo alimentario habremos de consultar a nuestro médico de familia.